miércoles, 22 de junio de 2011

Cuando el suelo se convierte en protagonista



A la hora de decorar el interior de nuestra casa, muchas veces nos centramos tanto en el estilo y línea de las estancias, muebles y detalles especiales, que acabamos olvidándonos de una de las partes más importantes y de mayor uso de todo el hogar, el suelo. Antes de emprender cualquier proyecto de decoración deberemos definir qué suelo queremos para cada estancia de nuestra casa y qué materiales usaremos. Antes de tomar cualquier decisión, hay que tener en cuenta que reformar el suelo de nuestra casa mejorará dependiendo del material escogido, el aislamiento térmico en épocas de frío o calor, aportará confort interior y mejorará la eficiencia y rendimiento de nuestro hogar.



A continuación vamos a presentaros 6 materiales para vestir el suelo de vuestra casa y darle el clima y estilo que más se ajuste a vuestra personalidad:

1- Porcelana o gres: es un material muy utilizado en decoración gracias a su versatilidad y multitud de combinaciones. Puedes encontrar diferentes productos en el mercado con variados dibujos, patrones y texturas, y crear efectos de madera o piedra, o simplemente originales composiciones. La innovación en este tipo de materiales ha llevado hasta el desarrollo de baldosas luminiscentes para uso interior o exterior, creado por Ceracasa.

Imagen: Artistictiledesign.com

2- Cerámica: se puede decir que los revestimientos cerámicos o azulejos son los materiales más utilizados a la hora de decorar un salón o cualquier otra estancia de una casa. Fáciles de limpiar y mantener y de alta durabilidad y resistencia. Podemos encontrar en el mercado productos de diferentes estilos, combinaciones, formas y diseños, creando originales mosaicos o composiciones llenos de personalidad. La casa Gibeller ofrece un amplio catálogo de revestimientos cerámicos para suelos y paredes donde profesionales podrán asesorarte en cualquier momento.

Imagen: Línea Unico de la casa italiana Petracer.it
Imagen: suelo cerámico de Gibeller.

3- Piedra: podéis encontrar en el mercado diferentes tipos de piedra laminada de fácil aplicación. Los denominados suelos fríos o de piedra están compuestos de piedra laminada natural. Si se busca un estilo más natural podéis escoger un tipo de piezas menos pulidas o poco acabadas. Si en cambio queréis un toque más refinado y discreto existe la posibilidad de colocar grandes piezas de piedra natural como mármol o piedra caliza, impermeable y de fácil limpieza y que darán un aspecto más lujoso a cualquier habitación. Existen multitud de variedades de mármol para el suelo. Es un material usado como elemento decorativo desde hace siglos. De gran dureza y sofisticación, su único inconveniente es su elevado precio.
Imagen: www.smith-stone.co.uk

Imagen: Housetohome.co.uk
                                  

4- Madera o parquet flotante: la madera es un material noble que conserva el calor en verano y resguarda del frío en invierno. Puedes encontrar piezas de revestimiento en madera maciza con resultados de gran resistencia y alta calidad. Otros materiales de aspecto similar pueden ser parquet flotante, de coste inferior, o el bambú. El parquet o tarima flotante posee una lámina superior de madera que será la que estará a la vista. El resto de las piezas estará compuesto de conglomerado. Una idea para darle un toque de estilo y carácter a una estancia es usar madera poco tratada para dar un aspecto envejecido o vintage que contraste con muebles más modernos claros y paredes en blanco como en la imagen inferior. 

Imagen: Zainteriora.net interior diseñado por Vincent Parreira.

Imagen: Zainteriora.net interior diseñado por Aleksandra Gaca

5- Concreto o microcemento: el cemento alisado o hormigón pulido es un acabado que viene utilizándose con éxito hace unos años para locales comerciales y establecimientos. Es un material que se puede aplicar sobre cualquier superficie ya existente evitando trastornos y suciedad. Este acabado además se puede personalizar aplicando cualquier tipo de patrón floral o diseños más contemporáneos como hace la casa Transparent House (ver foto inferior) ofreciendo un acabado muy vistoso y refinado a un material tan austero como el cemento.

Imagen: suelo de Transparent House


6- Vinilo o linóleo: si lo que buscas es algo económico, flexible y fácil de instalar, el suelo de vinilo o de linóleo puede ser una solución perfecta. Los suelos de linóleo están compuestos de materiales naturales y que requieren del mínimo de mantenimiento y cuidado. De fácil limpieza y resistencia óptima para estancias de mucho transito o uso.

Imagen: suelo de Tarkett-commercial.com

Como apunte final, algo que me ha llamado la atención son las baldosas de cuero para revestimiento de suelos y paredes. A primera vista nos puede parecer un material poco resistente pero gracias a determinados tratamientos se ha obtenido una resistencia y calidad idóneas para su durabilidad. Me ha gustado mucho la original solución que da la casa Ting con baldosas creadas mediante cinturones reciclados.

Imagen: Baldosas con cinturones de Ting.
Imagen: Baldosas con cinturones de Ting.




2 comentarios:

  1. Con lo importante que es dónde pisamos, y la poca importancia que se le da a veces... Los suelos con materiales reciclados como cinturones me parecen extraordinarios. ¡¡Excelente artículo!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, qué curioso me parece lo de los cinturones, la verdad es que no habñia visto un ejemplo como este en ningún sitio, que interesante!

    ResponderEliminar

Spread Firefox Affiliate Button